Halloween está a la vuelta de la esquina, pero nada da tanto terror como estas historias de publicidad que salieron mal. Tu negocio depende de la promoción que le hagas y por eso es importante ponerlo en manos expertas que eviten horrores como estos:
 

ZPalette

Generalmente, la intención de una marca o compañía es complacer a sus clientes, pero una compañía de paletas de maquillaje ocasionó estruendo en las redes sociales por insultar a sus clientes en Instagram. Sus comentarios cortantes en respuesta a clientes disgustados incluso ocasionaron un boicot a la compañía.
 

Heinz

Hace algunos años, una reconocida marca de ketchup lanzó una serie de botellas con “barcodes” que conectaban a una promoción especial. Al no renovar su “domain”, una compañía de pornogrfía lo adquirió… ¡y las botellas de ketchup dirigían directo al website!
 

Guava Dress

Otro gran incidente en Instagram lo ocasionó una serie de fotos de una marca de ropa anunciando el relanzamiento de su traje más vendido. La modelo lucía felizmente el traje, mientras en el fondo estaban los rostros cansados de las trabajadoras en la fábrica de ropa. Fue un intento de transparencia fallido, ya que el post fue recibido como una gran falta de respeto.
 

Seoul Secret

La insensibilidad racial es un problema muy grande en la publicidad, pero hay anuncios imperdonables. Un tal caso fue el de una compañía de belleza tailandesa, la cual decidió anunciar su nuevo producto para aclarar el color de piel asegurando que la piel blanca es superior. No hace falta decir que la promoción fue desastrosa para la compañía.
 

No dejes que estas historias se repitan. ¡Confía en los expertos!