María nos ha sacado de nuestra zona de confort. Hemos tenido que reinventar la manera en que vivimos y trabajamos.  Para muchos, esto significa un nuevo comienzo, quizás un nuevo negocio.  Por esta razón, aquí comparto algunas recomendaciones para desarrollar una Identidad Corporativa ideal.   La identidad corporativa incluye el nombre y todos los elementos que muestran consistentemente a tu marca o negocio.

Comencemos por el nombre. Un paso muy fundamental que no debemos tomar a la ligera ya que queremos que ese nombre sea permanente por la vida del negocio.

Lo primero es desarrollar una misión y visión clara del negocio que queremos emprender.  Nuestro nombre no debe limitar la visión hacia el futuro. Es muy probable que comiences un negocio pequeño muy localizado. Por ejemplo, abres un negocio de helados en Santurce y decides llamarlo “Helados Santurce”.  Sin embargo, si en la visión de negocio está la expansión a través de todo Puerto Rico; entonces debes considerar un nombre que no limite tu visión.  Volviendo al caso de los helados, puedes escoger un nombre que se adapte a la visión como: “Helados Naturales”. Además, debes establecer cuál va a ser la personalidad del negocio (cómo nos vamos a comunicar) y el posicionamiento (qué nos distingue dentro de nuestro nicho). Estas son piezas claves para determinar el nombre de tu negocio.

Luego de tener clara la misión y visión, te recomiendo hacer una lista de todas las ideas de nombres que te surjan.  ¡Anótalo todo!  Luego comienza aterrizar la lista de ideas.  Por ejemplo, puedes hacer una encuesta entre tus amigos y familiares para ver qué nombre conecta más con ellos.  También, debes investigar en el Departamento de Estado si el nombre seleccionado ha sido registrado.  Por otra parte, haz una búsqueda en Google, ya que es el motor de búsqueda más grande en la actualidad y todo negocio debe encontrarse a nivel digital. Aquí puedes averiguar si hay otros negocios a nivel mundial con el nombre que te gustaría escoger.  Esto es muy importante en la era digital ya que vas a necesitar un dominio para tu página web y mientras más parecido a tu nombre de negocio, será más fácil que tus clientes te encuentren.  Puedes acceder a KnowEm para saber si el dominio que te interesa está disponible.

Una vez, tengas una lista más reducida, te recomiendo escoger un nombre que sea sencillo, fácil de recordar, pronunciar (el futuro serán las búsquedas de voz) y escribir (búsqueda digital).

Una vez seleccionado el nombre, puedes comenzar a desarrollar el logo.  Cuando trabajamos con nuestros clientes en el desarrollo de logo, preparamos en conjunto con el cliente un “Vision Board” de imágenes, colores y logotipos que le inspiren.  De esta manera, tenemos una visión clara de que elementos incorporar en el desarrollo del logo.

Sin embargo, en ocasiones no sabemos por dónde comenzar.  Hay varios elementos que se pueden incorporar en la creación de un logo, tales como la tipografía, solo símbolos y tipografía con símbolo.

Una vez hayas escogido qué tipo de elementos quieres en tu logo, debes seleccionar los colores. Puedes buscar ideas en Adobe Color CC donde puedes encontrar combinaciones de colores tanto para el logo como para los uniformes, presentaciones y el establecimiento.  Además, puedes tomar en cuenta la psicología del color ya que estudios demuestran las emociones asociadas a los diferentes colores. Por ejemplo, si quieres transmitir que tu empresa o producto es eco amigable pues el color verde puede ser una tremenda selección.

Tu artista gráfico debe entregarte tu logo en blanco y negro, a colores, en formato jpeg, png y vectores. Además, es recomendable tener el logo en versión horizontal y vertical para que puedas utilizar a tu conveniencia.

Una identidad corporativa ideal es aquella que logra comunicar consistentemente al mercado meta, permite que su negocio sea reconocido con mayor facilidad y trasciende a través del tiempo.

En W@W podemos ayudarte a crear una Identidad Corporativa Ideal.  Permítenos ser parte de tu crecimiento.